¡Yo no me prendo con tres botones!

*Tiempo estimado de lectura: 7 minutos*

Hace rato tengo ganas de escribir sobre esto porque es un tema recurrente cuando las mujeres hablamos de sexo. Durante años he oído las mismas quejas, los mismos chistes, las mismas dudas. Y no sólo en mi grupo de amigas, sino que el tema también ha salido al hablar con desconocidas, tanto con mujeres menores como mayores que yo, de otros países, etc.

Además, es recurrente en artículos de revistas, encuestas online, etc, así que parece ser un tema que muchas compartimos, especialmente desde la perspectiva de la queja. Por lo tanto, decidí escribir sobre ello para compartirle al sexo masculino información sobre un grave error que muchas veces cometen y que, por más que ustedes lo nieguen o piensen que hicieron lo suficiente, sus parejas, conquistas, fuck buddies, o la chica que se cogieron una sola noche piensa lo contrario. Entonces con ánimos de ayudarnos los unos a los otros, les cuento de qué se trata esto.

Yo he tenido novios, fuck buddies, one-nights stands, tinder dates, relaciones cortas, He estado con hombres de mi edad, menores y mayores. De diferentes nacionalidades. También he estado con el “nerdillo”, el surfillo, el divorciado, el hombre de negocios, el artista, el Don Juan, el atleta, etc. Repaso mis experiencias y sí, con casi todos he pasado por lo mismo; tener que decirles o explicarles que besar sí me excita, que mis pezones son sensibles y que amo cualquier tipo de estimulación en mi vagina, pero que ¡eso NO significa que esos lugares son botones que con un par de tocadas me dejan lista!

No hay nada peor que saber exactamente el orden en que lo van hacer, y que además, con menos de 15 minutos de jugar con estos botones, piensan que ya deberíamos estar listas.

Casi siempre la cosa va así:

  1. Apretar
  2. Quitar camisa y brassiere
  3. Tocar tetas y chupar pezón
  4. Volver a apretar.
  5. Quitar pantalón
  6. Meter dedo
  7. Seguir apretando
  8. Bajar y empezar sexo oral
  9. Ponerse condón y meterla

Que quede claro, no estoy diciendo que TODOS los hombres hacen esto, y mucho menos que lo hacen siempre. No es algo malo tampoco, muchas chicas tal vez les encante este orden, y algo así les funcione, por lo tanto muchos hombres tal vez este esquema les ha funcionado la mayoría de veces. Pero en fin, a todas nos ha pasado, todas lo hemos comentado y nos hemos quejado de esto, pero lo peor es que muchas no saben cómo comunicarlo e ir más allá de la inconformidad posterior y silenciosa.

A VECES nos apuntamos a que la cosa sí sea rapidita, hay días que basta con este “foreplay” medio rutinario para que estemos lo suficiente excitadas, pero sinceramente son muy pocas las ocasiones en que eso pasa.

No porque sea una cosa de una sola noche es justificable que sea así de esquemático. No porque les importe un carajo la chica pueden ser apurados, y no porque no saben qué hacer o qué le gusta a ella deben caer en lo mismo de siempre.

En el sexo no se puede ser mediocre. Así que, si quieren que las chicas les demos un buen puntaje cuando nuestras amigas preguntan qué tal fueron, o simplemente cuando les gustaría que los recordáramos en la cama, tomen en cuenta esto:

  1. No existe tal cosa como demasiado foreplay. Siempre me ha encanto la frase que dice “fuck her mind and her body will follow” Entre más logren excitarnos sin tocarnos, más les garantizo que vamos a aguantar muy poco y vamos a estar casi rogándoles…
    Este tipo de precalentamiento incluye mucho coqueteo verbal, caricias atrevidas, miradas intensas, sonrisas picaras, frases con doble sentido, preguntas un poco íntimas. Esto puede pasar ya sea en un cita, por mensajes, sexteando, durante un Netflix&Chill etc. Si ya están en full besuqueo, dígannos las ganas que nos tienen, qué parte de nuestro cuerpo les encanta, qué nos quieren hacer… Esto díganlo al oído, o entre besos. Depende de la química, a algunas personas les gustará algo más agresivo, otras más apasionado… mídanlas.
    En esta etapa pueden preguntar, discretamente y no a manera de cuestionario, dónde nos gusta que nos toquen o dónde somos sensibles. Si hablar no es lo suyo entonces prueben… uno SIEMPRE reacciona de manera obvia donde más le gusta.
    Mi consejo: besen o acaricien el cuello, la nuca, el pecho SIN ir directamente al pezón. Prueben (besos, caricias, apretones, masajes, etc) primero con la cintura, las piernas o interior de muslos o línea del bikini SIN ir directamente al clítoris.boton
  2. Idealmente todo esto funciona mucho mejor si hay una buena comunicación. Cuando es sexo pasajero esto es más difícil, pero no imposible. Chicas, si algo no les gusta, o no están sintiendo nada DÍGANLO. Igual que si algo les fascina, o si están sintiendo increíble. Yo sé que es feo decirle a alguien que lo esta haciendo mal o que no lo estamos disfrutando, pero si queremos complacer a esa persona y viceversa, hay que comunicarlo. Sobre todo si es algo de una noche, hay que aprovecharlo al máximo. Si es pareja igual; entre más comuniquen más rápido se conocen. Tomen en cuenta que a veces no es lo que se dice sino CÓMO se dice, ejemplo en vez de decir “ no siento nada, no me gusta, así no, mejor sólo pisemos” podemos decir: “me gusta con un poco más de presión, me encanta cuando X, así se siente delicioso, más despacito (o duro) porfa” -en tono sexy obvio. Mientras todo se diga en tono relajado, con confianza y de manera sensual es mil mejor que decirlo con un tono molesto o tipo sargento, eso arruina totalmente las ganas. Hombres, pregunten de la misma manera, si ven que la chica no lo esta disfrutando o no reacciona pregúntenles cosas como estas: ¿Cómo te gusta que te xxx? ¿Se siente rico así? “Quiero darte placer, decime como” ¿Te cuadra de X manera?

Este tipo de preguntas o comentarios las sugiero para ambos sexos…porque aunque nosotras seamos un toque más complicadas, los hombres tienen sus gustos también, y aunque falsamente crean que “ya con sólo mamársela están contentos” les aseguro que no es así. Además si fuera así, entonces hay que saber como hacerlo bien! (pero bueno eso lo dejo para otro post).

  1. Cuando ya están a niveles más íntimos, no se les olvide que es mejor pedir que vayan más rápido o más duro, a pedirles que vayan más lento, más suavecito o menos intenso. El hecho de que empiecen suave y lento, crea anticipación y ganas. Si empiezan intenso, duro o rápido pueden lastimarnos o desensibilizar zonas importantes. Piénsenlo así; la mayoría de hombres no les gusta un “handjob” dónde sienten que se la van a arrancar, o un sexo oral dónde la chica no parece estar disfrutando lo más mínimo. Hay que ponerle amor al arte…entonces no metan dedo como si fuera un martillo perforador, no se abusen del clítoris, y no se les olvide preguntar. Sobre todo amen lo que están haciendo, nosotras también notamos cuando no están disfrutando…
  2. No dejen de besar. Durante la penetración, cambio de posiciones, después del sexo oral (pregunten primero si no les molesta que les den un beso) y después de que todo termina. No es que todo el tiempo tengan que estar apretando, pero el beso crea intimidad, genera confianza, para muchos los labios es una zona mega erógena, entonces al menos que a ambos no les guste, no se les olvide de buscar momentos para dar un buen peso que aumente la pasión.

Las mujeres necesitamos tiempo, para calentarnos, para venirnos y para entregarnos. Independientemente de si el encuentro sexual ocurre dentro de una relación o no, el sexo se debe disfrutar dándolo todo, pero las mujeres tendemos a darlo más si los hombres saben cómo hablarnos, seducirnos, tocarnos y complacernos.

Hombres, estoy segura de que ustedes esto lo saben, pero aunque lo apliquen, puede que lo estén igual haciendo muy de prisa, piensen que cuando ustedes crean que ha sido suficiente foreplay, no lo es (A menos de que se indique lo contrario).

La próxima vez que estén con una chica, prueben no tocar estos botones (pezones y vagina) de un solo, sino que tómense su tiempo, aguántense las ganas un poco, háganlo apenas por encima de la ropa o con caricias que apenas rocen la zona… Sorpréndanlas. Luego me cuentan como les fue.

Chicas; si esto les pasa a menudo o les molesta que sus parejas lo hagan, díganselo. No hay nada peor, para AMBAS partes que creer que estamos haciendo algo bien cuando en realidad nuestra pareja no lo esta disfrutando. Si no saben cómo decírselo, pásenle este post. 😉

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.
A %d blogueros les gusta esto: