Relaciones de dos en adelante: 2nda parte

En la primera parte de este tema (https://myisexe.com/2019/02/16/relaciones-de-dos-en-adelante-primera-parte/ ) escribí sobre las diferentes formas de relaciones abiertas, cómo algunas personas definen las suyas, sobre la supuesta “naturalidad” de la monogamia y, finalmente, el alto valor que le ponemos a la exclusividad sexual como único indicador de fidelidad.

Para esta segunda parte quiero enfocarme más en la comunicación y su importancia. No aplica solo para estos contextos, tratemos de llevarla a todas las relaciones que tenemos: amistades, familiares, laborales, etc. Yo realmente creo que la honestidad y la comunicación son claves en esta vida…

En fin,

No recuerdo la primera vez que escuché sobre una pareja con relación abierta, pero sí me acuerdo la primera vez que estuve con alguien que la tenía. Claramente al principio pensaba que era un cuentazo del mae casado para poder acostarse conmigo, pero curiosamente antes de cualquier tipo de ligue, esto fue lo primero que él mencionó y quiso dejar muy claro por cuestiones de seguridad, privacidad y salud.

Él tenía un matrimonio abierto, donde podía acostarse con otras mujeres mientras viajaba (viajaba mucho por trabajo) entre semana, mientras que el fin de semana era exclusivamente de la esposa.

Tenían el acuerdo de poder tener relaciones sexuales con otros, pero no se contaban nada, al menos que surgiera algo fuera de lo común, como que alguno empezará a tener sentimientos por un tercero, y esto era primordial, ya que en el momento que algo se saliera del acuerdo o de lo previamente establecido, era considerado una traición si se escondía.

Hasta ahí es donde yo pregunté sobre su acuerdo, ya que lo que más le preguntaba a él era sobre cómo manejar los celos, las emociones o posibles conexiones con terceras partes, la comunicación, traición, etc. He tenido la oportunidad de estar con dos hombres que tenían matrimonios abiertos; mi relación con ellos fue corta pero indudablemente hubo lindas conexiones, afectividad y amor por ellos (no enamoramiento, pero sí un profundo amor).

Estas experiencias me hicieron cuestionar bastante qué significaba para mí estar con alguien, o qué era lo que significaban para mí todos estos conceptos, pero sobre todo qué tipo de relación busco o realmente quiero y me hace feliz. Pensé en mis relaciones pasadas y reflexioné que quizás muchas cosas que en algún momento fallaron, no fue porque éramos incompatibles, o porque se murió el amor o alguien fue infiel, sino porque tal vez NUNCA hubo comunicación sincera y clara sobre las cosas que son fundamentales para cada parte, lo que no es negociable. De repente también perdimos la posibilidad de definir y crear algo que ambos quisiéramos y, más bien, solo seguimos la corriente de “lo normal.”

Me lo pregunto a menudo, y ahora se lo pregunto a ustedes; ¿es sano asumir que lo que para mí significa el compromiso, lealtad, fidelidad, intimidad, etc., significa lo mismo para mi pareja? ¿ Me conozco lo suficiente para decirle a mi pareja qué o cómo me hace sentir valorada y amada, y qué me hace sentir ignorada y poco deseada? ¿Se han planteado a ustedes mism@s qué buscan en una relación, qué valores son importantes, qué cosas no son negociables y cómo quieren sentirse cuando están con alguien? ¿Para ustedes qué significa el compromiso en una relación? ¿Cuáles son las intenciones? ¿Cuándo sienten intimidad o cuándo se sienten más cercanos a alguien? Cuando sienten celos ¿por qué creen que es?

¿Les íncomoda o se sienten que no tienen respuestas a estas preguntas?

Bueno he ahí mi punto. Si ni siquiera hemos tenido esta autoreflexión con nosotros mismos, no hemos explorado o cuestionado estos sentimientos, o no hemos logrado definir qué queremos o cómo. ¿Por qué pretendemos que otra persona sea capaz de contestar esas preguntas para nosotros, o peor aún ASUMIR que nuestra pareja siente y piensa igual? O todavía peor, ¿por qué seguimos creyendo que porque estamos enamorados, es OBVIO que tenemos los mismos valores, creencias, limitantes, concepciones y definiciones? Esa etapa de enamoramiento pasa; es un hecho, así que de solo amor no se sobrevive en una relación interpersonal…

Tal vez aquí vuelvo al ejemplo de la importancia del autoconocimiento y de la comunicación en el acto sexual; entre más y mejor yo me conozca, sepa lo que quiero, lo que disfruto y lo que no, y entre mejor lo comunique a mi pareja, mayor garantía hay de pasarla increíble sin que hayan malinterpretaciones, reclamos o suposiciones.

Me gusta usar el ejemplo del uso de la pornografía para dar mi punto a entender en cuanto a lo dañino que es asumir ciertas cosas. He escuchado a much@s sentirse culpables por ver pornografía, a tal punto que causa serios problemas en la relación porque resulta que sus parejas lo consideraban una infidelidad…

¿1, 3 o 5 años en una relación y NUNCA se comentó que la porno era causa de infidelidad? Es decir, la pareja le hace mega pleito por esto, se siente traicionad@, su autoestima queda por el piso, se siente enojad@, etc. por algo que él/ella ha hecho toda su vida y lo ve como lo más normal de este mundo… Tan diferente si algo así se hubiera hablado en algún otro momento y no cuando el daño (no intencional) ya está hecho…the-single-biggest-problem-in-communication-is-the-illusion-that-it-has-taken-place-geroge-bernard-shaw

A lo que voy no es que apenas tenemos 3 o 4 citas con alguien ya vamos a sacar papel y lápiz para escribir los acuerdos bajo los cuales podríamos tener algún tipo de relación. Pero sí que seamos sinceros con nosotros mismos y con la otra persona acerca de lo que vamos sintiendo y de nuestras intenciones: si te quiero ver más a menudo, si estoy enamorándome, si estoy viendo a otras personas, si no está en mis planes tener una relación emocional afectiva en este momento, si quiero una relación monógama o no, etc.

En el momento que quizás las cosas se sienten más serias, o emocionalmente apegadas o exclusivas o como quieran decirle, es tal vez el momento adecuado de tener ciertas conversaciones sobré que quiere cada uno… Claro está, que nada está escrito en piedra y con el tiempo o experiencias las cosas pueden modificarse. Como vimos en los ejemplos de las parejas con relaciones abiertas; los acuerdos y promesas se establecen juntos, no se dan por sentado .

Soy fiel creyente que la honestidad y claridad en cómo y qué comunicamos es esencial para nuestra paz mental y emocional, así como para el de la otra(s) personas. Cuando preguntamos, decimos o aclaramos las cosas no hay espacio para asumir, ese asumir lleva a muchísimos errores de los cuales a veces ni sabemos que estamos cometiendo.

Creo que un poco del miedo que hay en estas conversaciones es el miedo de ser vulnerable, de enseñarle a alguien mis verdaderos sentimientos y exponerme a ser rechazad@. Much@s (yo incluida) hemos optado varias veces por esperar que la persona cambie, o pensar que es algo que debe fluir naturalmente, y no lo es.

Nadie es adivino, ni lee mentes, todos nuestros conceptos sobre lealtad, compromiso, fidelidad, confianza etc. están definidos por nuestra experiencia, nuestro pasado, nuestras relaciones y relaciones cercanas a nosotros, entre otros factores socioculturales, así que jamás tendremos las mismas definiciones que otra persona. Si queremos estar en la misma página del mismo libro tenemos que comunicarnos, y ser libres de expresarnos, a fin de cuentas estamos decidiendo compartir nuestro tiempo y nuestra persona con alguien más, lo mínimo que podemos hacer es ser honestos y claros sobre lo que somos, queremos y merecemos.To-effectively-communicate-we-must__quotes-by-Tony-Robbins-35

Sinceramente podría escribir y escribir sobre los beneficios de la comunicación, mis experiencias y cómo me ha ayudado en tantas maneras a ser honesta conmigo misma y con los demás. Todo es un proceso que empieza desde adentro; teniendo consciencia de qué estamos sintiendo, porqué, qué necesitamos y cómo lo expresamos.

No es fácil verbalizar las emociones, estoy de acuerdo, pero hacer el intento ya es dar un paso adelante. Muchas relaciones se estancan o se desvían a otras porque ni saben qué se quiere de la relación, ni de ellos mismos. Sufrimos por crear expectativas que luego no son cumplidas, y nos encontramos en constante decepción cuando el otro no reacciona, dice o actúa como queremos.

No soy terapeuta ni psicóloga, hablo de mi propia experiencia y la de muchos alrededor mío, pero sí creo que la clave en las relaciones (sexuales y emocionales) está en la comunicación. La libertad de poder expresarnos sin miedo nos entrega la posibilidad de mejores y más relaciones satisfactorias y felices.

 

 

 

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

Blog at WordPress.com.
%d bloggers like this: